jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

“Los Estantes”, precursores del polo en Catamarca

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de diciembre de 2006 - 00:00
Quien hubiera imaginado que alguna vez nuestra tierra podría tener émulos de Roberto Kavanagh, de los hermanos Menditeguy, y más cercanos en el tiempo de las familias Harriot, Heguy o Cambiasso, cultores del mejor polo del mundo, porque efectivamente la Argentina cuenta con los jugadores más calificados del orbe y además dispone de los “petisos” más apropiados para la práctica de este deporte.

Bueno, como todo llega, por primera vez en la historia deportiva de Catamarca se acaba de conformar un equipo de polo integrado por jugadores oriundos de esta provincia, que se denomina “Los Estantes”, y que tiene como epicentro al departamento Santa Rosa, donde se llevan a cabo los entrenamientos.

En lo que sería su primera incursión oficial, los polistas catamarqueños estuvieron el 2 y 3 de diciembre último participando de una serie de prácticas en el Club Santa Teresita de Los Esteros, de los vecinos pagos santiagueños, de reciente afiliación a la Asociación Argentina de Polo.

En esa oportunidad disputaron dos partidos; el primero con resultado adverso que los catamarqueños adjudicaron “a la diferencia de temperatura” (¿?); mientras que al día siguiente cosecharon su primera victoria 10 a 9, integrando un tucumano a los restantes tres "catuchos”.

El equipo de “Los Estantes” que asistió a Santiago se integró con el Dr. Carlos Roberto Rosales Vera, Mario Guardo, Claudio Saragusti y el Ing. Félix Jerez, quienes invitan a sumarse a esta nueva actividad “a todos aquellos que deseen hacerlo”.

Ahora, que se vengan todos los Indios Chapaleufu, Las Dolfinas, las Elestrinas y Las Aguadas que quieran; en Alijilán los esperan Los Estantes. ¡Qué tal, eh!



Seguí leyendo

Te Puede Interesar