Yésica Paola Ferreyra aún no puede reencontrarse con sus hijos

El fiscal y la querella presentaron un recurso extraordinario en la Corte, tras el fallo que la absolvió.

POLICIALES | 

El martes 14 de agosto, un fallo de la Corte de Justicia de Catamarca ordenaba que Yésica Paola Ferreyra recuperara inmediatamente la libertad. La joven estaba privada de la libertad desde julio de 2016 y en octubre del año pasado había sido condenada a la pena de prisión perpetua. La Cámara Penal de Tercera Nominación la había hallado culpable, junto con su pareja Ariel Leguizamón, en el delito de “homicidio agravado por alevosía”. La víctima era Jorge Mauricio Herrera y el hecho tuvo repercusión mediática como el “crimen del motel”.

Tras el veredicto, la defensora penal oficial Mariana Vera casó la sentencia y el supremo tribunal de justicia de la provincia le dio la razón. Sin embargo, el fiscal Miguel Mauvecín y la querella presentaron un recurso extraordinario. 

Yésica Paola es madre de tres niños, que tienen entre cinco y 11 años. Desde aquel día de julio de 2016, los chicos se encuentran alejados de su mamá. Actualmente, residen con un familiar en la localidad de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. La joven madre espera poder tener permiso de la Corte para poder viajar y reencontrarse con ellos.

Fuentes judiciales consultadas por El Ancasti indicaron que se encuentra en trámite este recurso extraordinario. Según se explicó, se trata de un requisito previo para irse en queja a la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). En rigor, es una cuestión técnica. Se detalló que en la Procuración se debe emitir un dictamen de admisibilidad, es decir, si reúne los requisitos que exige la CSJN. En caso de que no se haga lugar, en un plazo de 10 días hábiles, si no se presenta ningún recurso extraordinario en queja en la CSJN, el fallo de la Corte catamarqueña queda firme y Yésica Paola podría viajar sin ningún tipo de permiso, ya que sería libre del todo. 

No obstante, si se diera lugar a este recurso, se remite a la CSJN para que se revise la casación. Este trámite podría llevar varios meses. Las fuentes consultadas indicaron que mientras tanto el fallo no quede firme, la joven madre no puede viajar. 

Además, por otro carril, en la Justicia civil, se tramita la guarda relacionada con sus hijos. Al respecto, se advirtió que en caso de que haya algún avance y Yésica Paola pueda encontrarse con sus niños, el máximo tribunal sí podría conceder la autorización para viajar.
Yésica Paola, por el momento, debe esperar a que quede libre la sentencia de la Corte que le concedió la libertad. Sin embargo, es importante resaltar que la sentencia por la que se la condenó no había quedado firme y que debió permanecer privada de la libertad. La joven madre permaneció encerrada primero en el marco de la prisión preventiva y luego tras una condena que no había quedado firme.

Precedente
El fallo de la Corte no fue unánime. La ministra Vilma Molina advirtió en su voto que la situación de Yésica Paola debió haber sido analizada “con perspectiva de género”, de acuerdo con tratados internacionales, como la Convención de Belem Do Pará. “Yésica Paola Ferreyra era víctima de violencia de género, se encontraba inmersa en un círculo de violencia del que no podía salir, pese a haberlo intentado en distintas oportunidades, conforme quedó acreditado con la denuncia formulada en contra de su concubino”, remarcó. El voto de Molina fue acompañado por los ministros Luis Raúl Cippitelli, Amelia Sesto de Leiva y José Cáceres.

Más Noticias