Sospechosa de un arrebato arrestada tras una persecución

A la madrugada habían arrebatado un celular en la esquina de la Terminal de Ómnibus.

POLICIALES | 

Una pareja de “motochorros” tuvo dispar suerte tras haber participado del arrebato de un teléfono celular que terminó con una persecución policial por las calles del sur capitalino, ayer a la madrugada. La mujer fue arrestada y está a disposición de la Justicia, en tanto que el hombre se escapó a pie.
Alrededor de la 1.30, un hombre que estaba en la esquina de Tucumán y avenida Güemes fue víctima del robo de su teléfono celular. Los autores fueron una pareja de motociclistas quienes tras consumar el ilícito se adentraron al sur de la Capital a toda velocidad. La víctima de inmediato pidió ayuda a la policía y se comunicó con el Comando Radioeléctrico. En base a los datos aportados por el damnificado y por el aporte de los testigos del hecho, la policía comenzó un rápido rastrillaje hasta que logró ubicar a los maleantes en jurisdicción de la comisaría Décima.

Patrulleros de esa dependencia persiguieron a los sujetos que se conducían en una motocicleta Motomel Top 125 cc., de colores azul y gris. Tras varias cuadras de seguimiento los maleantes cayeron al suelo tras el derrape del rodado. El conductor, quien ya estaría identificado, se dio a la fuga corriendo, en tanto que la mujer, de apellido Cardozo (26) fue atrapada por los policías. La moto quedó secuestrada ya que se confirmó que había sido denunciada como robada. El vehículo quedó en la Unidad Judicial N° 2.

Cardozo quedó alojada en la Comisaría de la Mujer y el Menor a disposición de la Fiscalía de Instrucción en feria, a cargo del fiscal de instrucción, Víctor Figueroa.

A la siesta

Una mujer sufrió el robo de su cartera ayer a la siesta, en la zona Oeste de la ciudad. La víctima, cuyos datos no trascendieron, caminaba por calle Samuel Molina al 600 cuando fue sorprendida por un sujeto que a bordo de una motocicleta le robó la cartera en la que tenía 1500 pesos, tarjetas de débito y crédito, el DNI y un teléfono celular, cuya marca no fue especificado.

La Policía fue tras la ubicación del maleante quien se conducía en una moto de color negro y rojo, de 150 cc.

Por otro lado, a la tarde se robaron una moto Honda Wave de color blanca que estaba estacionada de calle Víctor Mauvecín al 500, en la vereda.

Más Noticias