Se profundiza la crisis en la industria textil local

Hubo recortes de personal y se ofrecen retiros voluntarios. Tejica entró en proceso preventivo de crisis.

POLITICA-ECONOMIA | 

La crisis económica continúa haciendo estragos en el sector industrial local. 

Otra fábrica de ropa de trabajo despidió a seis trabajadores el martes. Se trata de la planta "12 de Octubre", que tomó la decisión de realizar despidos y dar por concluidos contratos.

Los despidos se suman a los 18 que realizó ARTEX S.A. y que en dos semanas ya suman 22 en el rubro.

Pero 12 de Octubre no es la única planta que implementó recortes de personal. MACATA S.A., otra textil ubicada en Valle Viejo, comenzó a ofrecer a sus 180 trabajadores la posibilidad de acceder a retiros voluntarios.

La crisis castiga también a las fábricas del interior de la provincia y al menos dos, también de la industria del vestido, ubicadas en Recreo, ya blanquearon su compleja situación.

Una es Tejica S.A. que realizó en los últimos días la presentación de un proceso preventivo de crisis ante la Dirección de Inspección Laboral (DIL), que habilita a la patronal a tomar medidas como disminución de horas de trabajo, recortes y hasta, en el peor de los casos, despidos.
Otra industria recreína en una situación complicada es Sabri S.A., que también optó por ofrecer a los trabajadores retiros voluntarios.

En ambos casos las medidas que tomen impactarán de lleno en la población, ya que entre ambas emplean un promedio de setenta trabajadores que hoy ven en riesgo su fuente laboral.

El rubro textil viene siendo desde hace tiempo uno de los más castigados. Los despidos efectuados en las últimas dos semanas se suman a otros 86 realizados en junio en Alpargatas y Calzados Catamarca, y a otra veintena en Nortextil.

Por un lado, la baja en las ventas motivada por la apertura de las importaciones fue el primer cimbronazo que afrontó el rubro, pero luego fue el tarifazo a los servicios lo que repercutió en la situación de la mayor parte de las empresas locales.

La complejidad económica retrajo aún más las ventas y prácticamente paralizó la producción, con el consecuente impacto en la mano de obra que emplean.

El titular del Sindicato de Obreros de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA), Raúl Rivero, señaló a El Ancasti que la situación que afrontan las empresas del rubro es compleja y tendió a empeorar en los últimos meses. “El panorama que tenemos es que vamos a pasar un período bastante complicado de tres o cuatro meses, o quizás más. Hay mucha incertidumbre, todo depende cómo evoluciona el país”, destacó.

86

Solo en junio se perdieron esos puestos de trabajo textil en la provincia, tras los despidos masivos de Alpargatas Textil y Calzados Catamarca.

Más Noticias