Policía imputado por violencia se encadenó a la Jefatura

POLICIALES | 

En marzo de este año, el comisario Jorge Alberto Chayle fue enviado a juicio por violencia de género, hechos ocurridos en Chumbicha, en septiembre del año pasado. Ayer, se encadenó frente a la Jefatura Policial porque asegura que sufre un excesivo descuento de su sueldo.

Chayle, acompañado por su mujer y víctima en la causa penal, protestó en la vereda del edificio situado en la esquina de Chacabuco y Tucumán.

El uniformado le manifestó a El Ancasti que a raíz de la causa penal fue pasado a disponibilidad lo que implicaba un descuento del 25 por ciento en sus haberes. No obstante, según manifestó solamente percibe la mitad de su sueldo.

“Por una medida arbitraria se me está descontando el 50 por ciento de mis haberes. La ley dice que si yo estoy en situación de disponibilidad tengo que cobrar el 75 por ciento. No tienen en cuenta que están violando principios jurídicos y derechos constitucionales”, dijo Chayle.

Manifestó que solicitó una audiencia con el jefe de Policía, Orlando Quevedo, pero que no tuvo éxito.
“Cinco veces vine a la Jefatura y nunca me atendieron –agregó-. Que se entienda bien, yo vengo a luchar por mis derechos, no pretendo que echen a nadie”.  También, indicó que está dispuesto a someterse al proceso penal.

A raíz de esta situación, Chayle junto a su mujer venden pan casero a la vera de la ruta 38, a la altura de Chumbicha.

Chayle está imputado por los delitos de “lesiones leves calificadas por el vínculo en calidad de autor”, “amenazas simples” y “desobediencia a la autoridad”. El uniformado se encuentra con sumario administrativo, dispuesto desde la fuerza.

El comisario manifestó que tras la imputación se reconcilió con su mujer y volvieron a convivir.
El comisario dijo que él daba charlas sobre “violencia de género” en el departamento Capayán.

Más Noticias