Pachelo calificó de "descabellada" su acusación por el crimen

El sujeto está acusado de haber asesinado a la mujer en octubre de 2002 en un country en Pilar.

POLICIALES | 

Nicolás Pachelo declaró nuevamente ayer en la causa en la que está imputado por el crimen de María Marta García Belsunce, ocurrido en octubre de 2002 en el country Carmel de Pilar, reiteró su inocencia y le dijo a los fiscales que la acusación "es descabellada".

Los fiscales Andrés Quintana y María Inés Domínguez citaron para ayer a la mañana a Pachelo en la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 2 de Pilar y le leyeron la reformulación de los hechos, antes de elevar la causa a juicio.

Pachelo, de 42 años, está acusado de haber asesinado a María Marta de seis balazos en la cabeza durante un robo e imputado por el delito de "robo agravado y homicidio criminis causa", delitos que prevén la pena de prisión perpetua.

En diálogo con NA, Roberto Ribas, abogado del acusado, dijo que su defendido "ratificó lo dicho en noviembre, cuando declaró sobre su inocencia" y además que su imputación "es descabellada".
Pachelo volvió a relatar, tal como lo hizo el 13 de noviembre del año pasado, cuando fue citado a indagatoria, todo lo que recordaba de lo que hizo el 27 de octubre de 2002, cuando ocurrió el crimen de María Marta, pero sin precisar horarios.

Según Ribas, Pachelo contó que ese día al mediodía se fue de su casa del Carmel con uno de sus hijos hacia la localidad bonaerense de Longchamps, donde jugó con unos amigos un partido de fútbol con su equipo "Cuba All Boys".

Cuando regresó al country contó que se duchó, miró unos minutos un partido de fútbol por televisión y luego salió para la Capital Federal para encontrarse con su madre en un shopping y después pasó a buscar a Inés Dávalos Cornejo, que era en ese entonces su esposa, y que había asistido a un concierto del cantante Diego Torres.

En noviembre pasado, y según fuentes judiciales, los fiscales le atribuían a Pachelo ser el autor material del crimen en coautoría con su ex esposa Dávalos Cornejo y con la participación primaria de cinco vigiladores del country que serían quienes les liberaron la zona a la pareja para entrar a robar a la casa.

Sin embargo ayer miércoles, y a casi 10 meses de aquella indagatoria, los fiscales le leyeron a Pachelo la nueva acusación, en la que consideran que él y solo dos de los vigiladores entraron a robar a la casa con un arma y que los tres son responsables del homicidio más allá de quién de ellos apretó el gatillo.

Así, y según confirmaron las fuentes consultadas, de los siete acusados que fueron imputados inicialmente, los fiscales Quintana y Domínguez llevarán a juicio a Pachelo y a dos de los ex vigiladores, José Ortiz y Norberto Glennon.

Mientras, para Dávalos Cornejo, y los otros tres ex custodios Ramón Acosta, Víctor Hugo Contreras y Eduardo Vera, los fiscales pedirán el sobreseimiento.

En cuanto a reformulación de los hechos, Ribas comentó que "no hay más pruebas de nada" y que "tal como dice Pachelo esto es descabellado desde donde se lo mire".

"Ahora la causa se va a elevar a juicio, pero yo me voy a oponer porque la sangre que está en la causa no es de él, y él estaba en el country porque vivía ahí. Y también voy a deslizar entre otras cosas que los jueces que absolvieron a Carrascosa son Ordoqui y Violini, que están involucrados en una causa escandalosa en La Plata por coimas", señaló el letrado.

Más Noticias