Ordenan la detención del financista Ernesto Clarens

POLITICA-ECONOMIA | 

El fiscal federal, Carlos Stornelli, pidió la detención del financista Ernesto Clarens en el marco de la causa por supuestas coimas en la obra pública que tuvieron como punto de partida los cuadernos que escribió el chofer Oscar Centeno. Con este pedido al juez Claudio Bonadio, Stornelli descartó el acuerdo al que había llegado semanas atrás con el financista, que pretendía sumarse al grupo de los "arrepentidos".

De todas formas, ese entendimiento no había sido avalado por el magistrado, quien consideraba que Clarens no otorgaba toda la información que poseía sobre los supuestos sobornos. Ahora, es el propio Bonadio el que debe aceptar o rechazar el pedido del fiscal.

El financista había ampliado su indagatoria el pasado 23 de agosto ante el juez federal, al ser imputado como partícipe de una asociación ilícita que se encargaba de recaudar fondos ilegales provenientes de la obra pública durante el gobierno kirchnerista. Clarens, dueño de la financiera Inverness, está vinculado al ex presidente Néstor Kirchner y también se lo investiga en la causa por lavado de dinero en la que está detenido el empresario Lázaro Báez, por los movimientos de dinero realizados a través de "La Rosadita". De hecho, esta semana el juez federal Sebastián Casanello, al frente de esa investigación, ordenó el allanamiento de Inverness y procedió al secuestro de distintos elementos.

A Clarens se le endilga el manejo de los fondos de la provincia de Santa Cruz y es una pieza clave en la estructura financiera que rodea a los Kirchner y a Lázaro Báez: a través de él la Justicia busca establecer el destino del dinero de la corrupción. En la indagatoria ante Bonadio, aportó detalles sobre el entramado financiero detrás de las maniobras con los bolsos de dinero, pero no convenció a la Justicia, que sospecha que tiene más información que la que brindó.

Pescarmona, arrepentido
Por otra parte, Bonadio homologó el acuerdo que firmó el empresario Enrique Pescarmona para convertirse en imputado colaborador en la causa. A raíz de ese acuerdo, el magistrado dispuso también la liberación de Francisco Valenti, ex vicepresidente de la metalúrgica Impsa, propiedad de Pescarmona, quien también se sumó a la lista de "arrepentidos". Valenti estaba detenido desde el inicio de la investigación suscitada tras el descubrimiento de los cuadernos escritos por el remisero Oscar Centeno y ahora, tras la confesión de su jefe, recuperó su libertad.

Declaró López
El ex secretario de Obras Públicas José López volvió a ser indagado, y se mantuvo en lo que declaró hace unos días como "arrepentido" ante el fiscal federal Stornelli. El apuntado como recaudador y vinculado en la causa que se investiga en Catamarca, fue trasladado a tribunales desde el penal de Ezeiza, sigue preso y se encuentra en el programa de protección de testigos e imputados colaboradores, por cuestiones de seguridad, ya que dijo que temía represalias hacia él o su familia. La semana pasada, declaró que entregaba dinero al referente de La Cámpora, Eduardo "Wado" De Pedro, para financiar a la agrupación Justicia Legítima, entre otros destinos, lo que fue negado por referentes del espacio.
En tanto, Walter Fagías, ex presidente de ENARSA, negó los cargos en su contra y seguirá detenido en el penal de Marcos Paz, al igual que Rafael Llorens funcionario de Planificación Federal. Todos fueron indagados ayer luego de que Bonadio ampliara el período temporal de la causa y lo estableciera entre 2003 y 2015, cuando en un principio tenía al 2008 como fecha de partida. En tanto, para el lunes están citados para ampliar su declaración la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex ministro de Planificación Federal y diputado nacional, Julio De Vido.

Más Noticias