Imparable ola de arrebatos violentos

A un menor lo amenazaron con un arma tumbera para quitarle 300 pesos.

POLICIALES | 
Varios arrebatos se registraron en la ciudad Capital en las últimas horas. En uno de ellos, una joven de 20 años denunció que desconocidos la manosearon para poder quitarle su celular que ella guardaba debajo de su corpiño.  
El hecho violento se sumó a una seguidilla de arrebatos similares que involucraron además a menores y otras mujeres. 

El primer episodio se habría registrado en la intersección de las avenidas Arturo Illia y Nieva y Castilla. 
En ese momento, una joven de 20 años caminaba por el lugar enviando mensajes de texto. 
Tras escribir, la joven se habría guardado el teléfono dentro del corpiño para evitar que los ladrones se lo lleven en caso de ser víctima de la inseguridad.

No obstante, dos delincuentes que pasaban en moto habrían visto el gesto y cuando la abordaron habrían ido directo al lugar en donde ella colocó el teléfono celular de alta gama. 
Así, mientras uno la tomaba del cuello, el otro indagó en la zona y también la habría manoseado antes de quitarle el aparato.

La mujer sufrió una crisis de nervios y fue asistida por vecinos que se encontraban cerca de la escena. 

La volteó de la moto 
Por otra parte, alrededor de las 23 del domingo, un ladrón atacó ferozmente a una joven para robarle la moto de su novio. Las acciones ocurrieron en el loteo Ruso-Mazzucco manzana F, donde vive un joven de apellido López, quien sería el dueño del rodado sustraído.

Según relataron en su denuncia, ellos acababan de llegar al domicilio. El joven se habría bajado de la moto para abrir la puerta, y su novia quedó encima del rodado resguardándolo. Sin miramientos, dos delincuentes habrían golpeado a la joven y luego de empujarla para que cayera del vehículo, huyeron con el botín.
 
Con una faca y un arma

En tanto, en el barrio Municipal, dos adolescentes (12 y 15 años) fueron víctimas de un violento robo cuando un sujeto, esgrimiendo un arma tumbera, los amenazó para hacerse con sus celulares y 300 pesos. 
Los jóvenes terminaron en estado de shock, ya que el malviviente tomó a uno de ellos y le asentó el arma en el cuello, mientras amenazaba con cortarle la garganta. 

Por otra parte, una joven identificada como Alejandra Reyes también fue víctima de un ilícito violento.
El episodio ocurrió cuando la damnificada acababa de descender del colectivo y fue atacada por tres sujetos, quienes la amenazaron violentamente y le robaron su computadora y un bolso con varios objetos personales.

Más Noticias