En noviembre vuelve a aumentar la tarifa de la luz

Sería de alrededor del 17 por ciento, según se calcula.

INFO-GRAL | 

El secretario de Energía, Javier Iguacel, informó que el viernes se realizó una licitación para comprar gas destinado a Cammesa, la empresa controlada por el Estado que opera el despacho eléctrico, en la cual se logró un precio promedio de u$s3,69 por millón de btu. Esto significa una rebaja del 12% en dólares con relación al valor de u$s4,20 fijado a partir del 1 de agosto por resolución oficial, y del 29% con relación al precio vigente hasta el 31 de julio.

Pero en la práctica también implica un aumento del precio del gas en pesos que se trasladará a los usuarios de todo el país a través de un alza en el valor mayorista de la energía a partir del 1 de noviembre. Esto es así porque cuando se dispuso el precio de u$s4,20 a fines de julio, se estimó que el tipo de cambio se iba a ubicar en $30 durante el trimestre agosto-octubre, lo que daba un valor de $126 por millón de btu. Si se toma un pronóstico muy cauto de un dólar a $40 para el período noviembre-enero, el precio del gas que se licitó será de $147,6, un 17% más que el vigente hasta ahora.

Pero habrá que ver en la práctica cómo se traslada ese aumento al precio de la energía. Esto es así porque las ofertas recibidas son por gas interrumpible, es decir que se puede cortar si hay otras prioridades, y resta saber el precio del producto en firme para asegurar la generación eléctrica desde el 1 de noviembre al 31 de enero.

El precio mayorista de la energía se ajusta, según el marco regulatorio dispuesto durante las privatizaciones realizadas en la década del 90, en el mes de mayo al principio de la temporada invernal, y en noviembre cuando empieza el verano. Si el ajuste resultó excesivo o insuficiente, puede modificarse en agosto y en febrero.

Este año, el precio de la energía se ajustó en febrero, se mantuvo en mayo, volvió a subir en agosto, y ahora se anuncia otro aumento a partir de noviembre.

Cuando se fija el precio de la energía al inicio de cada trimestre se estima el comportamiento de la oferta y la demanda eléctrica, y el precio del gas o de los combustibles líquidos que se usan para generar, además del precio pactado en los contratos con Cammesa para el suministro de electricidad que corresponde a licitaciones realizadas por el gobierno a partir de 2016.

Si se toma solo el precio del gas para generar, falta estimar cuánto costará el gas en firme, y sobre todo cuánto costará ese producto en enero. Porque la licitación realizada por Cammesa se refiere al gas interrumpible de setiembre a diciembre, meses en los que como no hace frío ni todavía calor, hay un sobrante del fluido que en realidad no es sobrante, porque en esos meses se siguen importando de Bolivia unos 16 millones de metros cúbicos por día.

Fuente: Ámbito Financiero

Más Noticias