En el primer semestre, los productos alimenticios aumentaron hasta el 83%

Producto de diversos factores económicos, los productos alimenticios que componen la canasta básica familiar llegaron a tener incrementos durante el 2018 de hasta el 83%, como en el caso de la harina.

POLITICA-ECONOMIA | 

Un estudio de la consultora de consumo masivo Focus Market detalla el "Top 10" de las categorías de productos que más aumentaron en el período enero-junio de 2018. Muy lejos y en el primer lugar aparece la harina, con el citado 83% en el primer semestre; seguida por las "pastas secas" con una suba del 33,3%; "polentas", 29,3%; "helados", 24,8%; "insecticidas", 23,4%; "sopas", 23,3%; "té", 22,9%; "tapa para empanadas", también con el 22,9%; "pastas frescas", 20,8%; y "mayonesa", con el 18,7 por ciento de aumento en las góndolas de los supermercados.

Si se toma como base el "top 10" del mes de junio con respecto a mayo, un productos no básico como las "madalenas" subieron el 37,6%; la harina aparece en segundo término con el 27,9%; "chocolates", 15,5%; "insecticidas", 13,3%, "pastas secas", 11,7%; "aceites", 8,8%; "té", 8,1%; "caldos", 7,8%; "pastas frescas", 7,1%; y "pañales", con un incremento del 6 por ciento.

El director de Focus Market, Damián Di Pace, analizó la evolución del año en materia de consumo masivo. "En el primer trimestre tuvimos una economía que crecía y un consumo estable, que fue bajo en enero y febrero, y mejoró en marzo. Mientras tanto, en el segundo trimestre vemos cómo la situación general de la economía se desacelera y el consumo cae", relató Di Pace.

Sobre la coyuntura en el mes en curso y el panorama para el resto del año, señaló que hoy "estamos en un escenario de fuego cruzado: cae fuerte la economía y cae el consumo. La perspectiva es que la contracción de la economía seguirá y se resentirá aún más el consumo". En este contexto de crisis, "el canal tradicional en general tienen una menor caída que las grandes cadenas o los autoservicios de más de 300 metros cuadrados, pero hoy hay una imposibilidad de los comerciantes de trasladar los mayores costos", continuó el analista.

De acuerdo con Di Pace, en los meses de mayo y junio "el comerciante intentó absorber la rentabilidad a los efectos de mover stock. Es más eficiente liquidar el stock disponible perdiendo rentabilidad, antes que financiarse en el mercado a tasas altas". Los datos del relevamiento realizado por Focus Market es a través de los lectores de los puntos de venta (Scanntech) de más de 500 autoservicios, supermercados y otros locales de todo el país. En el trabajo, se recabaron datos de precios de 100 categorías de productos.

Más Noticias