El comercio se cubre ante la incertidumbre económica

Hubo aumentos retiro de precios de productos, decisión de no dar presupuestos y cierres temporales.

POLITICA-ECONOMIA | 

La agitada semana cambiaria generó una profunda incertidumbre en la población, especialmente en los comercios, que decidieron aplicar medidas ante el embate monetario.

El jueves la moneda estadounidense saltó hasta los $42 y aunque bajó al cierre de la semana a $37,99, dejó su impacto en el circuito económico.

Frente a este panorama incierto,  el sector comercial comenzó a cubrirse ante la posibilidad de nuevas  subas y por temor a perder la rentabilidad.

En una recorrida realizada por El Ancasti, se pudo comprobar que la mayor parte de los comercios céntricos se mantuvieron en cautela y reaccionaron de diferentes maneras ante los movimientos de la economía.

$37,99

Fue la cotización oficial en la que el dólar cerró la semana, luego de dispararse el jueves a $42 y que en el interior como en Mendoza llegara incluso a los $46.

Uno de los impactos más claros de la incertidumbre se dio en los comercios de venta de electrónica que directamente retiraron los precios a la espera de las actualizaciones.

Ayer casi todos los grandes comercios destinados a la venta de estos bienes mostraron vidrieras y góndolas sin precios, pese a que se trata de una normativa vigente en la Ley de Defensa al Consumidor.  Otros, en tanto directamente actualizaron los precios.

La decisión de las empresas fue también la de dar presupuestos a solo 24 horas, ante la incertidumbre comercial y ante la posibilidad de nuevos ajustes.

La venta a través de internet marcó variaciones de los precios de entre un 20 y hasta un 60%, que quedó en evidencia por las insistentes publicidades que circulan en las redes.

Sin dudas la electrónica, donde la cotización es a precio dólar la corrida cambiaria generó un gran impacto y por ejemplo a televisores, tablets, Play Station, juegos y demás subieron hasta un 60% entre el viernes y sábado.

En el caso de los locales de venta de celulares también aplicaron aumentos en un promedio de entre $300 y $500 según el modelo.

Varios comercios destinados a la venta de repuestos, tanto de informática como de motopartes, decidieron directamente cerrar desde el viernes y extender el fin de semana, con la esperanza de que la situación tienda a normalizarse.

En algunos casos comentaron a El Ancasti, que la primera de las medidas tomadas fue por parte de los proveedores que el mismo viernes anunciaron que no enviarán en los próximos días productos; en tanto que otras anunciaron que los insumos llegaran con un aumento del 25%.

Algunos comerciantes del rubro señalaron que las cotizaciones marcaron variaciones hasta tres veces por día.

Varios comercios decidieron quitar las promociones y retirar de las puertas de los locales los folletos y revistas que promocionaban sus productos.

En los supermercados algunos productos remarcaron sus precios en cuestión de horas, aunque el impacto solo se dio de a centavos y no en todos los productos.

La noticia a nivel nacional de que algunos proveedores anunciaron que no realizarían entregas por un par de días había generado cierto temor en la población a que se registre desabastecimiento pero la medida no tuvo impacto y al menos hasta ayer la mayor parte de los productos básicos para el consumo se encontraban en stock.

Pese a la psicosis generada en la sociedad por el impacto el dólar en los productos, y de que algunos decidieron cerrar sus puertas; los super, estaciones de servicio y corralones amanecieron en absoluta calma, sin la presencia de gran cantidad de clientes, pero en la mayor parte de los casos, con precios nuevos.

Más Noticias