El Banco Central inició el plan rescate de las Lebac

Sólo renovará una parte de los vencimientos. Además licita USD 500 millones para los inversores que reciban los pesos.

NACIONALES | 

Lo que tenía destino de un nuevo Súper Martes ante otro gran vencimiento de Lebac, se transformó en el inicio de un plan para eliminar definitivamente estos títulos emitidos por el Central. Según se anunció, el Banco Central saldrá hoy a rescatar el equivalente a $ 100.000 millones, en una operatoria que se repetirá por lo menos en los próximos cuatro meses.

La ingeniería financiera que montó el titular del BCRA, Luis Caputo, busca tranquilizar los ánimos del mercado cambiario y al mismo tiempo empezar a recuperar la confianza de los inversores internacionales. Ayer el riesgo país marcó otra señal de alarma tras llegar a los 745 puntos básicos, el máximo desde que asumió Mauricio Macri hace dos años y medio. Algunos bonos argentinos quedaron con rendimientos que superan el 12% anual en dólares, en un marcado deterioro que se profundizó en los últimos días.

Pero no será una tarea sencilla recuperar esa confianza perdida. Por lo pronto el Central volverá a tener participación en el mercado cambiario después de más de dos meses, ya que saldrá a licitar USD 500 millones.


El BCRA negoció con el FMI recuperar capacidad de intervención, pero sólo con la condición de reducir en forma simultánea el stock de Lebac. De esta forma, el objetivo es reducir gradualmente un pasivo que el Gobierno considera "tóxico" aún a costa de perder reservas.

En la licitación de hoy vencen $ 528.000 millones, es decir el 55% de las Lebac aún en circulación. Se abren dos escenarios, según quién sea el tenedor de estos títulos:

– En el caso de los bancos, deberán reemplazar sus Lebac por Nobac a un año o podrán optar por títulos de muy corto plazo para manejar la liquidez, es decir las Leliq.

– Los inversores no bancarios, como fondos comunes e individuos, podrán renovar $ 230.000 millones (a plazos de 35 a 98 días) de los $ 330.000 millones que vencen para este grupo. Y con los $ 100.000 millones restantes deberán optar entre quedarse en pesos o dolarizarse. En el Central estiman que no más de un tercio buscará pasarse a divisas. Ocurre que hay algunos tenedores que provienen del sector público, como ANSES, luego hay fondos que tienen mandato de quedarse en pesos por lo que deberán suscribir otro instrumento y parte del público también podría optar por quedarse en moneda local.

Está claro que con los USD 500 millones que hoy licitará el BCRA no alcanzarían para satisfacer toda la demanda de divisas: equivale a unos $ 15.000 millones cuando vencen $ 100.000 millones. Pero Caputo ya aclaró que el objetivo es eliminar las Lebac antes de fin de año y además ofrecer todas las divisas que le demanden. Por lo tanto, es esperable nuevas licitaciones de dólares en las próximas jornadas.

Además, está claro que buscó recuperar para el Central poder de fuego, ya que el acuerdo original con el Fondo prácticamente le impedía utilizar reservas para intervenir en el mercado. Ahora recupera esa opción, aunque condicionado a lo que suceda con el stock de Lebac.

La primera reacción del mercado a los anuncios fue negativa. Hubo nuevas subas del riesgo país y las acciones cayeron hasta 10% en Wall Street. El dólar terminó en un nuevo récord a $ 30,50 en los bancos, aunque terminó recortando parte de la suba que había tenido durante el día.

El resultado de la licitación de hoy marcará si es posible que se recupere la confianza del mercado. Pero todos tienen claro que también dependerá de cómo siga la crisis de Turquía y en general los ánimos en relación a los mercados emergentes.

Más Noticias