Colas, protestas y malos tratos después del paro bancario

En algunas entidades bancarias las colas se extendieron una cuadra y media. En un banco, los jubilados se quejaron del maltrato verbal a que fueron sometidos.

INFO-GRAL | 

Las dos jornadas de paro bancario tuvieron como efecto inevitable la concentración multitudinaria de usuarios de las entidades a primera hora de la mañana, quienes se acercaron a realizar los trámites que no pudieron concretar miércoles y jueves.

La mayor cantidad de gente se apreció en los bancos estatales, aunque en los privados también hubo gran afluencia de personas. Las quejas por la demora en la atención, aunque fuese un hecho previsible, fueron una constante.

En el banco ubicado en calle Esquiú al 500 fue donde la concurrencia sobrepasó todos los cálculos. Allí se congregó, desde pasadas las 4 de la mañana, gran cantidad de jubilados, que con el propósito de cobrar sus haberes previsionales formaron una cola que dio la vuelta por calle Sarmiento hasta llegar casi a calle República.

Además de las protestas por las demoras en la atención, los abuelos que concurrieron a esa entidad se quejaron de los malos tratos verbales a que fueron sometidos por parte de una persona de seguridad del banco, los que fueron constatados en el lugar por elancasti.com.ar.

Escasísima amabilidad en el trato a los abuelos. Foto: Ariel Pacheco

 

Las personas mayores, que debieron madrugar como nunca y soportar largas horas de espera, no merecían ser sometidos a ese agravio.  

Más Noticias