Catamarca entre las provincias con internet más lento y caro

Para una vivienda familiar el servicio actualmente significa un costo que resulta dificil de afrontar.

INFO-GRAL | 

De acuerdo a los datos de un informe elaborado por la Cámara Argentina de Internet (Cabase), Catamarca se encuentra entre las provincias con conexiones de internet más lentas y caras.
La velocidad promedio de internet en las conexiones fijas del país es de 13,1 megas, pero hay un 40,7% que tiene entre 1 y 6 Mbps y apenas un 43,3% que supera los 10 Mbps.

Si se tiene en cuenta los datos publicados por el sitio Speedtest, de la empresa Ookla, Argentina está en el puesto 82 de 128 países.  A su vez, a nivel regional, está por debajo de Perú (17,65), Brasil (18,21), México (19,14), Puerto Rico (27,08), Panamá (29,61), Uruguay (35,18) y Chile (36,30).

"Si bien Argentina tiene una buena tasa de penetración de los servicios de internet, muchos años de desinversión en las redes de última milla han hecho que las velocidades promedio de las conexiones estén muy por debajo de países con un desarrollo económico similar al nuestro", aseguró Ariel Graizer, presidente de Cabase.

Al analizar la situación por provincia, resulta que solo la Ciudad (17,8 Mbps) y la provincia de Buenos Aires (14,2 Mbps) superan la media nacional. Luego hay 7 provincias que tienen entre 11 y 13 Mbps: Córdoba (12,8 Mbps); Chaco (12,4 Mbps), Misiones (12,1 Mbps), Neuquén (12 Mbps), Santa Fe (11,2 Mbps) y luego Corrientes y Formosa, con 11,1 Mbps cada una. Los promedios más bajos se registran en La Pampa (4 Mbps), Santa Cruz (5,2 Mbps) y Chubut (5,4 Mbps).

Sobre la calidad

Según se destacó para que mejore el acceso y la calidad, es necesario un mayor desarrollo de infraestructura, así como despliegue de redes de fibra óptica de última milla (FTTH) para soportar el ancho de banda que se demanda en la actualidad.

Según datos de Enacom, apenas el 3% de las conexiones fijas del país son de fibra óptica. Lo más preponderante es el cablemódem y se registró un aumento del wireless.

CIFRAS

Según cifras del Indec de marzo, en la Argentina hay unos 7,4 millones de accesos fijos a Internet (6,8 millones en hogares) y 27 millones usan datos desde sus móviles.

Desde Cabase recordaron que varias pymes y cooperativas asociadas ya tienen en marcha proyectos de redes de fibra óptica al hogar en más de 200 localidades del país, con un compromiso de inversión cercano a los USD 300 millones para los próximos tres años.

El precio de los servicios de banda ancha fija varía bastante según la localidad que se considere.
El valor mínimo promedio por mega varía entre $66 en CABA hasta $341, en San Luis. Las variaciones pueden llegar a ser mayores si se tienen en cuenta casos de usuarios en particular.

Disparidad

La disparidad responde a varios factores, entre ellos la distribución. "En aquellos lugares donde existe una sola red de transporte que provee de servicios a los ISP, la conectividad suele tener un precio muy alto que hace que el precio final minorista sea más alto que en otras ciudades donde hay diversos operadores mayoristas y empresas pymes y cooperadoras que proveen sus servicios en competencia", se destaca en el informe.

Sin embargo, la disparidad ocurre también "en escenarios competitivos como en los municipios del primer cordón del Conurbano. En esta zona de la provincia de Buenos Aires conviven numerosos proveedores de ADSL, cablemódem y fibra óptica con precios que pueden triplicarse unos respectos a otros".

Según un relevamiento hecho por el Cabase durante el segundo semestre, el precio del servicio de banda ancha supera el 5% de los ingresos medios mensuales de un hogar.

Así, resulta que para 1,5 millones de residencias, es decir el 11% del total, la contratación de un servicio de internet supone una inversión económica elevada. Para llegar a esta conclusión se determinó el "umbral de asequibilidad de internet", tal como lo determina la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Digital de la ONU.

Según este concepto, si el precio de la banda ancha supera el 5% de los ingresos medios mensuales de un hogar, éste queda debajo del umbral de asequibilidad.

Es decir que para esa vivienda, la contratación de servicio supone una fuerte carga económica y aumentan las chances de que no lo pueda pagar.

 

Más Noticias