25°
Actual
15° Min 28° Máx

Dom 30 de Abril 2017 | 19:31 hs

San Fernando del Valle de Catamarca
tinogasta

Dunas: la exquisita vid de Medanitos, en una botella

Aprovechando la heredad familiar, en Medanitos (Tinogasta) el contador Aldo Rubén Rivero y su hermano Américo invierten en la producción vitivinícola con una marca que ha tomado cierto relieve en el mercado: el Dunas.

Este pequeño pueblito precordillerano, ubicado pocos kilómetros "más arriba” de Fiambalá,
ha ganado con los años una justa fama por la calidad de su producción que crece en sus parrales. Con suelo arenoso, viento permanente y un sol de todo el año, las viñas reciben el
baño del río Abaucán que baja presuroso por las comesuras del relieve.

Desde hace años y en cada cosecha, los viñateros entregan la uva a las más afamadas bodegas de la provincia y del país. Siempre volviendo al pago, regresan dos de los hijos de
don Zacarías Rivero, un recordado hombre centenario que dejó su huella en Medanitos. Aldo Rivero, un contador que está llegando al fin de su carrera profesional, ha mutado de actividad. Y proyecta para los próximos años, para él y su familia, una intensa labor de la mano de un rubro
con gran potencial en la zona. A su lado, su hermano Américo, como un puntal. Pero nadie dijo que es tarea sencilla:

-Por fin la familia se deciden a hacer un vino propio...
-Se hace muy cuesta arriba porque estamos lejos y es muy costoso.
Los costos se multiplican por tres. Siendo chicos y no estando "en el negocio”, no siendo uno conocido, es extremadamente difícil encarar un emprendimiento como este. Es peor todavía cuando sos una bodega chica porque los costos fijos de producción son muy altos. Más que una empresa industrial, digamos, que fabrica 50 mil litros y minimiza costos cuando compra cantidad. Para conseguir botellas (a precio) tuve que comprarlas a través de la empresa donde trabaja
el enólogo. Esas cosas complican y más si se apunta a un mercado que consume calidad.

La bodega está en proceso de construcción en la casa paterna que
los Rivero tienen en el pueblo desde hace muchísimos años. "Aquí donde estaba el viejo garaje de mi padre estamos haciendo la bodega, y al lado hemos anexado un salón para la exposición y venta”, explica el contador iniciado en la elaboración de vinos desde hace dos años a esta
parte.

Al no ser industrial, todo el proceso es manual, por eso los vinos están categorizados como artesanales.

"La primera partida, que sacamos por primera vez, de malbec, cabernet y syrah, ya está vendida. Seguimos con eso y este año sacamos el malbec rosé. De este vino no hay mucho gusto, tenés que enseñarle a la gente a tomarlo porque se toma frío y es para entrada de mesa o para salida,
así que anda muy bien con un quesito roquefort o un quesito de cabra...”,
comenta. "Estamos con todas las normas que exige el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) dentro de la categoría de vinos artesanales (hasta 14 mil litros), que es la que le sigue al vino casero pero está antes del vino industrial. Es la intención subir a esa categoría. Si interviene el INV quiere decir que el producto está fiscalizado para ser consumido como alimento”, agrega Rivero.

"Nosotros entendemos que todo lo que hacemos debe ser de calidad.
Por eso el enólogo que traemos es de San Rafael Mendoza, es el primero que hizo el Don Diego, se llama Edgardo Ibarra”. En el primer año de producción, la flamante bodega
arrancó con 8 mil botellas entre malbec, cabernet y syrah, y logró un crecimiento a 14 mil unidades en la segunda temporada. "También tenemos un vino del 2014 guardado que está saliendo a la venta”, revela.

La nueva bodega, instalada en una de las zonas vitivinícolas más tradicionales de la provincia y –probablemente- la que tiene mejor fama en cuanto a la calidad de sus viñedos, trabaja con uva propia. En la elaboración participan empleados del pueblo y en algunas etapas colabora la familia, "por ejemplo el etiquetado lo hace mi hija en El Rodeo y mi yerno es el encargado de las ventas”, e incluso la etiqueta –de muy buen gusto- es de propio diseño.

El vino sale "redondito” y viene teniendo gran aceptación en comercios de venta. Está presente en góndolas de vinotecas y almacenes de Capital y algunos puntos del interior. Eso, para
un vino "recién nacido”, son pasos firmes. 


Copyright © 2016 | ElAncasti.com.ar - San Fernando del Valle de Catamarca