11°
Actual
Min 22° Máx

Sáb 24 de Junio 2017 | 04:10 hs

San Fernando del Valle de Catamarca
Vanessa Ragone

La mujer detrás del Oscar

Quizás muchos no la reconozcan por su nombre pero la cineasta Vanessa Ragone, quien visitó
nuestra ciudad en el marco de una capacitación destinada a realizadores audiovisuales, es la mujer detrás del segundo Oscar que ganó nuestro país en la historia del cine, cuando El
secreto de sus ojos se llevó la estatuilla a Mejor Película Extranjera en la ceremonia de 2010.
 
Ragone, hoy a la cabeza de Haddock Films, participó del ciclo de capacitaciones que organiza
la Secretaría de Extensión de la UNCA, Secretaría de Cultura de la provincia, el Festival El Héroe
y la Asociación de Realizadores Audiovisuales de Catamarca en conjunto con la ENERC (Escuela
Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica que depende del INCAA). "La idea es
trabajar regionalmente con distintos cursos como parte del espíritu de la ENERC que es federalizar la educación audiovisual y no quedarnos solo en Buenos Aires”, resaltó la productora.
 
En este sentido, la realizadora brindó un taller de producción y presentación de proyectos "para buscar fondos y empezar el camino hacia la película o el proyecto audiovisual”.
 
Al respecto, comentó que este fue su primer contacto con el sector audiovisual catamarqueño y destacó la variedad de ideas y proyectos: "Hay gente con proyectos muy distintos, con documentales, ideas para tele y proyectos de películas para presentar al INCAA. Veo que hay un interés enorme y gente con mucha experiencia. Así que hay un potencial muy grande”, acotó.
 
¿QUÉ HACE UN PRODUCTOR?

En el imaginario social el rol del productor no está tan definido como el papel del director, el guionista o los actores, por el contrario, se mantiene en la nebulosa de la confusión. Por eso, con respecto a este interrogante, Vanessa Ragone responde para aclarar dudas y ponerle humor al
asunto: "Uno se lo imagina como esa figura de Hollywood que fuma habanos y maneja fortunas o el que hace el catering para el rodaje –bromea– No, el productor es el motor financiero y económico del proyecto audiovisual, es el que gestiona y busca el financiamiento para el proyecto, lo administra, y define junto con el director y el equipo un montón de cuestiones artísticas”.
 
En este sentido, comenta que "los productores argentinos somos personas que hemos aprendido la gestión de la búsqueda de financiamiento. Se busca en el país, en el exterior, se negocia con cadenas de distribución, con canales de televisión porque un proyecto cinematográfico exige
mucho dinero y hacer una película es una tarea de mucho trabajo y de muy largo tiempo”.
 
Asimismo, sostiene que el productor también tiene poder de decisión en otras cuestiones
como la elección del elenco junto al director, y en definir el equipo técnico y los lugares donde se va a rodar.
 
Además, añade que para ser productor "no hace falta venir del mundo de la economía, yo no tenía idea de cuestiones económicas y las fui aprendiendo porque es como concretar un sueño, en el director hay una idea de un proyecto audiovisual que necesita concretarlo y lo concreto es
obtener los recursos para obtenerlo. Esa es la tarea del productor”.
 
"EL EFECTO OSCAR”

El secreto de sus ojos, protagonizada por Ricardo Darín y Soledad Villamil, con guion de Eduardo Sacheri –autor del libro en que se basó el film– y bajo la dirección de Juan José Campanella fue el segundo film argentino en ganar un premio de la Academia como Mejor Película Extranjera
en 2010 (el primero fue La historia oficial en 1986).
 
La gran favorita de la categoría de ese año era la película alemana "La cinta blanca” del prestigioso director Michael Haneke, así que nada parecía anticipar que finalmente el film
argentino se llevaría la codiciada estatuilla…o sí?
 
La cineasta confiesa que ella tuvo una especie de corazonada, una sensación, que le decía que El secreto de sus ojos iba a ganar el Oscar. "Estaba segura de que lo íbamos a ganar pero
fue en una situación muy curiosa –rememora y cuenta qué sucedió en un evento previo a la entrega de los premios–. El sábado a la mañana, los directores de las películas extranjeras
nominadas dan una charla para los académicos en una gran sala de conferencias, y luego pasan un fragmento de cada una de las películas, elegido por la Academia. Cuando terminó el fragmento de nuestra película la gente aplaudió muchísimo, y en ese momento dije ‘lo ganamos’, todos se reían, Juan Campanella no quería decir nada, pero yo les repetía ‘no se preocupen, lo ganamos’. Llegué a la ceremonia segura de que lo íbamos a ganar…y así fue”.
 
La realizadora comenta que en ese momento se dio cuenta de que la película tenía "un feeling” con el público, además de que muchas de las personas presentes en esa conferencia eran integrantes de la Academia, quienes votan y deciden el film ganador de la categoría.
 
Hablando sobre "el efecto Oscar”, Vanessa reconoce que como productora "fue extraordinario ya que se abrieron muchas puertas de posibles trabajos, y accedí a vincularme con gente que no era accesible como distribuidores y figuras internacionales”.
 
En ese sentido, sostiene que el Oscar "facilita el reconocimiento, uno va a un mercado de negocios o un festival a buscar financiamiento para una película que estas produciendo y sin duda haber ganado un Oscar hace una diferencia”.
 
DERRIBANDO MITOS

¿Cómo es el Oscar? ¿A todos, director, productor, etc., les dan una estatuilla? ¿Es real o una réplica? Hay mucho de mito en la entrega de premios más famosa y prestigiosa de la industria del cine, y Vanessa responde, derribando algunas teorías de la gala.
 
"El Oscar que te dan es de verdad, pesa 6 kilos, es enorme, y en el caso de Mejor Película Extranjera, en la ceremonia el Oscar se lo dan al director, a diferencia del de Mejor Película, que se lo dan al productor. Así, un Oscar lo tiene Campanella y el otro, que es una estatuilla idéntica,
las tenemos los productores de la película, a veces la tengo yo y otras veces la tienen mis socios en España, es como una tenencia compartida”, dice sonriendo.
 
PRÓXIMAS PRODUCCIONES

Entre las realizaciones que produjo y está produciendo con su empresa Haddock Films, Ragone destaca a "La novia del desierto”, ópera prima de las realizadoras sanjuaninas Cecilia Atán y Valeria Pivato, que compitió en la sección "Un Certain Regard” (Una cierta mirada) en la
pasada edición del Festival de Cine de Cannes. "En este film somos productores asociados y es muy emocionante porque es una road movie hecha por dos jóvenes directoras”, añade.
 
La novia del desierto cuenta la historia de una empleada doméstica de la ciudad de Buenos Aires, a quien le proponen trabajar en una casa en la provincia de San Juan. Así, sin tener mucho conocimiento del mundo exterior, emprende un viaje que la cambiará para siempre. Actúan la actriz chilena Paulina García y el actor argentino Claudio Rissi.
 
Otro film producido por Ragone es "El último traje” dirigido por Pablo Solar y protagonizado por Miguel Ángel Solá. "El año pasado terminamos de rodar y la vamos a estrenar a fin de año. Es una especie de road movie sobre un anciano judío polaco que vive en Argentina y que decide
antes de morir volver a Polonia para regalarle a su amigo que le salvó la vida el último traje que ha confeccionado.

Y en ese camino a España, Francia, hasta llegar a Polonia, va recordando todo su pasado”.
También comenta que están filmando en Uruguay una película del director Álvaro Brechner que aborda los años de prisión de "Pepe” Mujica. "Se llama Memorias del Calabozo y es la historia de los 18 años que Mujica y sus dos compañeros militantes estuvieron presos en diversas cárceles
de Uruguay”. Uno de los protagonistas es interpretado por el Chino Darín, que está acompañado por un elenco uruguayo y español.
 
POLÉMICA EN EL CINE

Haciendo referencia a la polémica que sacudió al cine nacional en los últimos meses, que tuvo como centro de la escena el desplazamiento de Alejandro Cacetta como presidente del INCAA, Vanessa Ragone señala que "a todos nos tomó por sorpresa sobretodo porque creíamos que habíamos llegado a un consenso entre el gobierno y la mayoría de productores y jugadores de la industria cinematográfica para que el presidente del instituto sea una persona que conociera del medio y trabajara en favor de la industria”.

En cuanto a la razones de la remoción, la cual considera "extraña, violenta y muy confusa”, la cineasta sostiene que "evidentemente ese lugar (el del presidente del INCAA) es un lugar político importante e indudablemente el gobierno quiere tener allí a una persona que responda a sus
objetivos políticos”.

¿Qué hará el nuevo presidente del instituto con el fondo de fomento? "Ha dicho claramente que no lo va a tocar y lo va a defender, y que incluso va a seguir el camino de Cacetta, que
estaba orientado a ampliar la base del financiamiento, sumando a otras empresas de telecomunicación y de datos para tener más dinero. Habrá que ver cómo continua el proceso y
cuáles son los hechos concretos”, resume la realizadora.
 
NETFLIX VS CINE

Otra polémica que trastoca a la industria del cine y que sumó nuevas voces –a favor y en contra– es la expansión de Netflix, la empresa de contenidos audiovisuales online, que ahora produce sus propias películas, las cuales se estrenan exclusivamente en su pantalla y no en los cines.
 
"Es un momento bisagra en relación a las plataformas de videodemanda, no creo que esté claro el panorama pero si hay una grandísima tensión”, reconoce la cineasta. En este sentido, explica que esta plataforma necesita constantemente subir contenidos novedosos y eso hace que compre derechos o incursione en la producción de ellos. "Están jugando una apuesta muy fuerte para quedarse con la primera salida de todo, es decir, la primer pantalla de las películas. Eso
redefinirá el negocio cinematográfico porque hay jugadores que quedarían fuera de la cancha, como los distribuidores habituales y la compra de derechos paulatinos que hasta ahora era
primero las salas, los videos on demand, el cable, la televisión y mucho después la salida en plataformas online”.

Sin embargo, como productora reconoce que "ir a Netflix y vender tu película por millones de una sola vez es una gran tentación”. En resumen, considera que no se puede ignorar el cambio ya que esta exitosa empresa "ya es una pantalla, y viene Amazon y habrá muchas más. Habrá que entenderlo porque no vamos a perder esa posible fuente de financiamiento, solo hay que reorganizar la estructura de pantalla”. Sencilla y muy predispuesta a compartir su experiencia en el sector audiovisual, Vanessa Ragone confiesa que a la hora de elegir una historia para producir lo primero que importa es el guión. "Es como una especie de enamoramiento: leo los guiones y me doy cuenta si querría ver esa película o no. Después entran a consideración cosas como el elenco, el costo, la posibilidad de producirlo junto con otros, pero lo primero es si siento que en el
guion hay algo que me gustaría ver y que vale la pena ser contado”.
 
Texto: Lidia Coria
Fotos: Diego Rodríguez

Copyright © 2016 | ElAncasti.com.ar - San Fernando del Valle de Catamarca