21°
Actual
Min 19° Máx

Jue 22 de Junio 2017 | 15:40 hs

San Fernando del Valle de Catamarca
Una historia de superación y esfuerzo personal

Médico catamarqueño logró triunfar en Estados Unidos

Marcelo Barrionuevo, o como sus amigos y familiares lo llaman “Peco”, vive hace treinta años en Estados Unidos, en donde logró importantes reconocimientos a nivel profesional.

Al finalizar la Facultad de Medicina en la vecina provincia de Córdoba en 1987, "Peco” se casó con quien estuvo doce años de novio, Ana Inés Fernández, y se mudó a Estados Unidos. "En esos momentos queríamos aventurar un poco, pero teníamos la mente abierta para ir viviendo aquello que se nos presentaba”, sostuvo. Si bien "Peco” teníamos lazos sanguíneos con el país del Norte, no imaginó el destino que le esperaría. Hijo de un médico y una mujer norteamericana, se mudó a un sitio que no le regalaría nada.  "Los primeros años allá eran de trabajo, hasta que logre revalidar el título. Nos fuimos a la clínica de "Cacho” Leguizamón, un catamarqueño. El empleó a Ana en Archivo y a mí en el servicio de Enfermería y Asistencia”, comentó en una entrevista a Revista Express. 

Una vez en Estados Unidos, Barrionuevo tuvo que recorrer un largo camino que duró aproximadamente diez años para convertirse en el reconocido profesional que es actualmente. 
"Allá trabajábamos de lo que podíamos, yo era piletero, porque era un trabajo que me permitía estudiar pero también cargaba y descargaba camiones, entre otros empleos que fui desarrollando”, comentó.

Para poder revalidar su titulo tuvo que mudarse en reiteradas oportunidades y hacer primero una residencia en Medicina Interna y Clínica Médica, ya que debía adquirir antecedentes y buenas calificaciones para poder realizar la especialidad en Ginecología y Obstetricia. "Sabía que era muy difícil y que hay mucha gente que quiere hacerlo”, indicó.

Una vez que finalizó en Detroit sus estudios en Gineco-Obstetricia, él y su mujer se mudaron a Tampa, en donde realizó un Master en Medicina Reproductiva e Infertilidad. "Estuvimos dos años allí pero el ingreso era muy bajo, por lo que Ana dejó de trabajar para cuidar a las niñas y yo comencé a hacer 55 horas de guardia”, mencionó. 

Una vez finalizada su especialización, Barrionuevo consiguió trabajo en la Universidad de Tampa, lugar en el que vivió durante cinco años aproximadamente. "Me acuerdo que el día en que nos estábamos mudando a la casa que compramos ahí, me llamaron del lugar en donde trabajo ahora que estaba en el Norte de Miami”, relató el reconocido profesional a RE.

Fue así, haciendo hecho la totalidad de las especializaciones que podía, la familia Barrionuevo emprendió su mudanza al Norte de Miami. Si bien sería por un año, actualmente llevan dos décadas viviendo en el lugar. "A mí no me convencía al comienzo, ya que me gustaba más la parte académica pero en IVF Florida iba a trabajar con profesionales muy reconocidos, era una oportunidad que no podía dejar pasar”, explicó Barrionuevo.

Por ese motivo, y debido a la gran demanda de tiempo que le implicaba su nuevo trabajo, "Peco” no aceptó dictar capacitaciones o asistir a congresos hasta que sus hijas, Camilia y Marissa, fueran a la Universidad. 

Actualmente, Barrionuevo es socio de uno de los Centros de Reproductividad Asistida más importantes de Florida, tanto por la cantidad de profesionales que trabaja en ella, como por la cantidad de casos que asisten en ella.

Vínculos con Argentina 
A pesar de vivir del lado contrario del continente, "Peco” y su familia mantuvieron fuertes vínculos con Argentina pero sobre todo con su provincia natal, Catamarca. "Creo que al poco tiempo de habernos ido, con Ana sabíamos que no volveríamos. Al comienzo, mantenía contactos con médicos de la provincia y les contaba cómo se hacía para hacer allá la residencia, para revalidar el título y demás. Si bien era difícil, no era algo imposible”, sostuvo Barrionuevo. 

Además de sus vínculos familiares, el reconocido profesional se involucró fuertemente con la Asociación Iberoamericana de Reproducción y más aún con Argentina. "Es por eso que vengo a dar charlas o congresos, el año pasado hicimos uno en Tucumán. Allí tuve la oportunidad de charlar con profesionales catamarqueños y me comentaron la intención de realizar trabajos de baja complejidad en la provincia”, destacó. 

Si bien, Barrionuevo a recorrido varios países en diferentes continentes participando de congresos sobre la reproducción asistida, jamás perdió de vista su provincia.
Por ese motivo, durante el mes de enero, participó de un curso teórico práctico en la Maternidad 25 de Mayo, en donde certificó como representante del Ministerio de Salud de la Nación y de la Asociación Iberoamericana de Reproducción Asistida a profesionales que deseen realizar trabajos de fertilización asistida de baja complejidad. 

Enseñanza 
Luego de haber obtenido importantes logros a nivel profesional y personal, Barrionuevo aseguró: "Creo que es muy importante amar lo que se hace, porque de esa manera no solo se obtiene una recompensa monetaria, sino a nivel personal”. Además, afirmó lo importante que fue para él lograr triunfar en Estados Unidos: "Es un país en donde nadie te regala nada y en donde siendo norteamericano es más fácil conseguir tus metas que siendo de afuera. Pero nos gustó mucho que nadie nos regalara nada, todo era cuestión de esforzarse y trabajar más”, finalizó.

Texto: Noelia Tapia López

Copyright © 2016 | ElAncasti.com.ar - San Fernando del Valle de Catamarca