El Gobierno convoca a los gobernadores para después de las elecciones

Busca trabajar en acuerdos sobre temas como el Presupuesto 2018, la reforma fiscal y el Fondo del Conurbano.

NACIONALES | 


La Casa Rosada comenzó a convocar a los gobernadores a una reunión para después de las elecciones del 22 de octubre, con el fin de trabajar en acuerdos sobre temas como el Presupuesto 2018, la reforma fiscal y el Fondo del Conurbano.

Si bien la agenda todavía no está definida, la intención del Gobierno es alcanzar un acuerdo sobre las prioridades para el segundo tramo de la gestión del presidente Mauricio Macri.

El encargado de cursar las invitaciones y gestionar el encuentro es el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien el último martes anticipó que la reunión va a ser "después de las elecciones" y que ése fue "el pedido realizó el Presidente".

Uno de los primeros gobernadores en pronunciarse al respecto fue el entrerriano Gustavo Bordet, quien destacó que "es muy importante" poder concertar un encuentro y agregó: "Hay muy buena predisposición de todos los gobernadores y entendemos que del Gobierno nacional también".

El tema que más expectativa genera por estos días es el Presupuesto 2018 que está pendiente de análisis en el Congreso, donde el oficialismo tiene minoría y necesita negociar con los gobernadores para conseguir su aprobación.

No obstante, también preocupa a los mandatarios provinciales la reforma fiscal que impulsa el Ejecutivo y la demanda de la provincia de Buenos Aires sobre el Fondo del Conurbano, dos temas que están íntimamente relacionados.

 La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, llevó a la Corte Suprema de Justicia su reclamo para que se elimine el tope de 650 millones de pesos que Buenos Aires percibe de ese fondo, lo que es rechazado por su pares del interior por entender que eso perjudicará financieramente a sus provincias.

Los mandatarios del interior quieren una solución política y no judicial y consideran que una de las vías para ellos es acordar una compensación para las provincias, que podría traducirse en cambiar la coparticipación de algunos impuestos, por lo que la reforma fiscal será clave en la discusión.

El Gobierno de Entre Ríos concurrió la semana pasada a la Corte Suprema a dar su respuesta frente al juicio impulsado por Buenos Aires y aseguró que si el tribunal falla como pretende esa provincia, Entre Ríos perdería unos 3.500 millones.

Por ello, tras conocer la convocatoria del Gobierno Bordet señaló: "Es muy importante poder reunirnos, articular estos temas que hay que resolverlos con mucha madurez, responsabilidad desde la política".

 "Abono y suscribo que son tiempos de encuentro, de poder poner lo mejor de cada uno de nosotros para trabajar en pos de la sociedad que nos está demandando: que resolvamos los problemas urgentes y también otros estratégicos, como este caso. Ese es el camino que asumimos para la provincia", afirmó.

Fuente : NA

Más Noticias